TASACIÓN PERICIAL CONTRADICTORIA / Estudio ArquArt

Tasación Pericial Contradictoria de Gestión Tributaria (Hacienda) También realizamos reclamación económico-administrativa tras la recepción de la Liquidación Provisional enviada por la Administración.

¿Cuándo es necesaria una Tasación Pericial Contradictoria?

¿Te has comprado o heredado una vivienda recientemente? Pues si no te ha llegado ya, puede que recibas de la Consejería de Hacienda una Propuesta de Regularización o Liquidación Provisional del impuesto que hayas tenido que pagar. Esto sucede en ocasiones, cuando la Administración considera que el inmueble heredado o comprado tiene un valor superior al valor declarado por el contribuyente. En este momento es cuando podemos ejercer el mecanismo de la Tasación Pericial Contradictoria.

Como contribuyente, si no estás de acuerdo con el valor comprobado por la Administración, tenemos dos vías para ejercer nuestro derecho a la Tasación Pericial Contradictoria (TPC).

Interponer un recurso de reposición o reclamación económico-administrativa, en el cual nos reservaremos el derecho a poder solicitar posteriormente el procedimiento de Tasación Pericial Contradictoria una vez que se haya resuelto dicho recurso.

Solicitar directamente la Tasación Pericial Contradictoria tras la Liquidación Provisional.

La Tasación Pericial Contradictoria viene descrita en el artículo 135 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria y en los artículos 161 y 162 del Real Decreto 1065/2007, de 27 de julio, por el que se aprueba el Reglamento General de las actuaciones y los procedimientos de gestión e inspección tributaria.

Pasos a seguir en la Tasación Pericial Contradictoria

El inicio de cualquiera de los dos mecanismos anteriormente descritos supone la suspensión del ingreso de la deuda.

1– Todo comienza cuando recibimos la Propuesta de Regularización y Trámite de Audiencia de la Consejería de Hacienda de nuestra Comunidad Autónoma, en la que nos indican que se va a proceder a iniciar el expediente. En ella nos darán un plazo para alegar lo que estimemos oportuno.

2– Si no hemos realizado ninguna alegación, nos llegará la Liquidación Provisional en la cual nos indican, según el cálculo de valores adoptado por la Administración, la deuda pendiente de liquidar. Es en esta fase, donde tendremos que elegir una de las dos vías comentadas anteriormente:

Recurso de reposición o reclamación económico-administrativa, en el cual deberemos añadir que nos reservamos el derecho a promover posteriormente la tasación pericial contradictoria en el caso de que el recurso o reclamación no nos sea favorable.

Solicitar directamente el inicio del procedimiento de Tasación Pericial Contradictoria.

3– Una vez iniciado el proceso de Tasación Pericial Contradictoria, la Administración nos contestará aportando una valoración del perito de la Administración, en el caso de que no haya sido aportado este informe con la Liquidación Provisional. La valoración de este perito suele coincidir con el valor del inmueble tomado por Hacienda para realizar la Liquidación Provisional.

En respuesta a dicha notificación, nosotros comunicaremos a la Administración el nombramiento de nuestro perito, siendo imprescindible indicar la dirección del mismo. Los honorarios de este perito de parte deberán ser abonados por el contribuyente.

4– Al perito nombrado por el obligado tributario le comunicarán oficialmente su designación en el procedimiento, adjuntándole la documentación de los bienes a tasar. El perito dispondrá de 1 mes para entregar la Tasación. Una vez emitido dicho informe podrá ocurrir uno de estos dos supuestos en función del valor calculado:

Que la diferencia entre el valor del perito de la Administración y el valor del perito del contribuyente sea igual o inferior a 120.000 euros y a su vez igual o inferior al 10% de la tasación emitida por el perito del obligado tributario. En caso de que se cumplan estos requisitos, esta última tasación servirá de base para la liquidación.

Si no se cumple la condición anterior, se deberá nombrar un perito tercero.

5– La valoración del perito tercero será la que sirva como base para la liquidación, la cual no podrá ser inferior al valor declarado por el contribuyente, ni superior al valor comprobado inicialmente por la Administración en la Liquidación Provisional.

¿Quién paga al perito tercero? Cuando la diferencia entre el valor calculado por el perito tercero y el valor declarado por el contribuyente supere el 20% del valor declarado, los gastos correrán por cuenta del obligado tributario. Si es inferior a este 20%, el cargo corre por cuenta de la Administración.

 

El Perito tercero puede solicitar una provisión de fondos. En tal caso, una vez que nos lo notifiquen, deberemos abonar la provisión en el plazo que nos marque la Administración. Si una de las partes no abona la provisión en el plazo establecido, se aceptará como base de liquidación la valoración realizada por el perito de la otra parte.

      

Ejemplo Tasación Pericial Contradictoria de un inmueble

Un contribuyente declaró la compra de un inmueble en 2015 por un valor de 100.000€. Sobre este valor declarado, pagó su correspondiente impuesto de transmisiones patrimoniales al 8% (8.000€), el cual varía en función de la Comunidad Autónoma y de ciertos parámetros (vivienda habitual, VPO…)

En 2016 la Administración nos comunica en la Liquidación Provisional que según su comprobación de valores el inmueble vale 150.000€. Por tanto debemos liquidar la diferencia de la deuda pendiente:

(150.000€ x 8%) - 8.000€ = 12.000€ - 8.000€ = 4.000€.

Como el contribuyente no acepta la valoración calculada por la Administración, solicita Tasación Pericial Contradictoria. En esta solicitud puede alegar características particulares en las que se encuentra el inmueble que la Administración puede no haber reflejado en su valoración.

En respuesta al inicio del tramite de TPC, la Administración nos aporta la valoración de su perito, en la cual valora el inmueble en 145.000€ y nos insta a nombrar a nuestro perito en el plazo marcado. Una vez nombrado a nuestro perito de parte, éste recibe la documentación y realiza una valoración del inmueble de 131.000€. Como la diferencia entre el valor del perito de la Administración y el valor del perito de parte es inferior a 120.000€ y ≤10%, se toma como base para la autoliquidación la valoración de nuestro perito.

(131.000€ x 8%) = 10.480€ - 8.000€ = 2.480€

En el supuesto en el que nuestro perito de parte hubiese valorado el inmueble con una diferencia mayor de 120.000€ o mayor al 10%, sería necesario nombrar un perito tercero. El valor del inmueble que marque este perito tercero servirá como base imponible para la liquidación del impuesto.

Si necesitas iniciar el trámite de Tasación Pericial Contradictoria o necesitas una Tasación de Parte, ponte en contacto con nosotros. Somos Arquitectos Tasadores y Abogados. Nuestro ámbito de actuación son las Provincias de Cáceres, Salamanca, Toledo y Madrid.